• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Reacondicionamiento

Cuando el cliente dice que quiere reacondicionar una de nuestras máquinas de ocasión, la máquina es desmontada completamente para sustituir las piezas que estén deterioradas o desgastadas por piezas originales de la marca que corresponda a la carretilla elevadora. Después es ajustada en el banco de pruebas, donde se le hace la corrección de hidráulicos, alineación, rodamientos y holguras que pueda tener por el uso anterior. Cuando ha terminado el ajuste, la máquina es pintada completamente con los colores originales. también se le incorporan los elementos de seguridad correspondientes: asiento nuevo con respaldo lumbar, cinturón de seguridad, luces de trabajo e intermitentes y ruedas nuevas según el modelo.

Fersa Carretillas Elevadoras ofrece dentro de su gama de producto carretillas de Ocasión recuperadas de su propia flota de alquiler. El origen de estas carretillas tiene grandes ventajas:
  • Las máquinas han sido mantenidas en todo momento por personal cualificado de Fersa Carretillas Elevadoras.
  • Las máquinas cuentan con carga de horas controlada, al haber cumplido sólo ciclos de alquileres controlados y revisados.
En Fersa Carretillas Elevadoras disponemos de una amplia gama de diferentes tipos de acabados y configuraciones en las carretillas elevadoras en función del grado de exigencia de cada cliente.
 

Fases del Proceso

Todas las máquinas de Ocasión comercializadas por Fersa Carretillas Elevadoras pasan por un exhaustivo proceso de reacondicionamiento previamente a su entrega, donde se realizan las siguientes intervenciones:
 
  • Desmontaje de chasis.

  • Chequeo de componentes mecánicos.

  • Sustitución de cableado.

  • Pintado.

  • Garantía.